PASTILLAS DE CALDO CASERAS

Como decía el anuncio: ¿Y tú? ¿cueces? ¿o enriqueces? Hoy te voy a enseñar a preparar tus propias pastillas de caldo de pollo (o de ternera) y olvidarte de aditivos y conservantes artificiales.

Verás qué es muy fácil y no te llevará mucho tiempo. Añádelas a tus guisos y arroces, o prepárate un rico caldo añadiendo una pastilla o una cucharadita a medio litro de agua hirviendo.

Mira el vídeo:

¿Has visto que fácil es preparar tus propias pastillas de caldo? En el momento en que las pruebes te olvidarás de las industriales y no querrás otras. A continuación te dejo la receta por si quieres imprimirla:

PASTILLAS DE CALDO DE POLLO CASERAS

Cómo preparar en casa tus propias pastillas o cubitos de caldo de pollo.
Tiempo de preparación 10 min
Plato Básicos de despensa
Cocina Internacional

Equipment

  • Sartén
  • Picadora o batidora

Ingredientes
  

  • 300 g de carne picada de pollo o ternera
  • 300 g de verduras al gusto zanahoria, patata, cebolla, puerro, apio…
  • 300 g de sal marina gruesa
  • media cucharadita de orégano
  • media cucharadita de tomillo
  • un diente de ajo
  • dos cucharadas de AOVE
  • un manojo de perejil

Elaboración paso a paso
 

  • Corta la cebolla en trozos. Haz lo mismo con la patata y el ajo.
  • Corta la zanahoria, el apio y el puerro por la mitad, a lo largo y luego en rodajas.
  • Echa el aceite en una sartén. Añade la cebolla y después la carne picada, removiendo bien para que se suelte.
  • Agrega las verduras troceadas. Mezcla bien y añade la sal.
  • Ahora echa el tomillo y el orégano. Tapa y deja a fuego medio unos diez minutos.
  • Tritúralo en una picadora, batidora o robot de cocina, añadiendo antes un buen ramillete de perejil fresco.
  • Vuelve a echarlo en la sartén y ve removiendo sin parar a fuego bajo, para que pierda la mayor parte del agua. Cuando tengas una pasta que se despegue de las paredes de la sartén, pásalo a un recipiente forrado con papel film y llévalo al congelador un par de horas. Otra opción es ponerlo en un tarro hermético y dejarlo en el frigorífico. Te durará tres meses.
  • Corta en porciones y envuelve cada una en cuadraditos de papel de horno, o en papel de aluminio. Guárdalas en el congelador y ve sacando a medida que las necesites. Duran seis meses.
Keyword pastillas de caldo de pollo caseras

Cuando las añadas a un guiso, no pongas sal hasta el final. Puede que no necesite, o necesite menos cantidad, y si tienes la tensión alta vigila la sal que consumes.

Si eres de platos de cuchara, aquí te dejo algunos enlaces que te gustarán:

Espero que te haya gustado la receta de hoy. Suscríbete al blog para recibir las recetas por correo electrónico y al canal de youtube de No solo recetas para ver los vídeos. O si lo prefieres pásate por telegram y únete al grupo pinchando aquí.

Te agradezco mucho que estés aquí. Hasta pronto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: