ALUBIAS BLANCAS CON OREJA

¡Hola thermomixers!

Ya está aquí el otoño; sigue haciendo calor, pero hay que empezar a ir cambiando los platos fríos, por guisos, potajes, sopas…

Y eso es lo que os traemos hoy. Si todavía hace calor en la zona dónde vivís, guardad la receta para más adelante. Pero no os olvidéis de hacerla porque está riquísima. La encontré en esta web hace algunos años y debo decir que en casa nos gusta muchísimo.

Más novedades: éste verano conocimos a Belén, del canal En mi salsa y desde el principio hubo una conexión entre nosotras, que nos ha llevado a esta colaboración. Hoy preparamos las dos la misma receta para que tengáis las dos versiones: tradicional y con Thermomix. Aunque en la distancia, me ha gustado mucho éste proyecto a medias; seguro que más adelante podremos cocinar juntas de verdad. De momento, me conformo porque sé que he ganado una amiga. Pasaos por su canal y suscribíos (al nuestro también, si aún no lo habéis hecho, porfiporfiporfi), porque tiene recetas variadas, sencillas y ricas. No me enrollo más y os dejo la receta:

Ingredientes:

dos botes de alubias blancas cocidas

un paquete de oreja de cerdo cocida (400 g)

una cebolla mediana

100 gr. de pimiento rojo

dos dientes de ajo

50 gr. de AOVE

500 gr. de agua

una hoja de laurel

una cucharadita de concentrado de carne (preparado con Thermomix)

Preparación:

Echa en el vaso la cebolla partida en cuartos, el pimiento en trozos grandes y los ajos. Trocea 4 seg./vel. 4. Con la espátula, baja los restos hacia las cuchillas. Vuelve a programar  4 seg./vel. 4.

Añade el aceite y programa 8 min,/120º/vel. 1.

Mientras, aclara las alubias con agua y escúrrelas.

Incorpora la oreja, tres cucharadas de alubias, el agua, el laurel y lmedia cucharadita de concentrado (o media pastilla del que venden). Programa 20 min./100º/giro inverso/vel. cuchara.

Añade el resto de las alubias y programamos 5 min./100º/giro inverso/vel. cuchara.

Deja reposar unos minutos y sirve. Está más rico de un día para otro.

 

No existe modernidad sin una buena tradición, Anónimo

 

¡Nos vemos la semana que viene con otra receta es-pec-ta-cu-lar!

¡Besitos!.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: